El Buró de Crédito

El Buró de Crédito

El Buró de Crédito es una empresa privada que recibe información oportuna, confiable y segura de personas y empresas que han tenido o tienen algún tipo de crédito.
Si tienes o tuviste alguna tarjeta de crédito, tarjeta de servicio, crédito automotriz, crédito hipotecario, has contratado algún servicio de telefonía o televisión de paga, seguramente El Buró de Crédito tiene registrado un historial crediticio tuyo.
El Buró de Crédito NO te boletina, lo que realmente sucede, es que las instituciones crediticias reportan mensualmente, la forma, en cómo sus clientes (personas como tu y yo) pagan sus créditos, es decir, si son puntuales o si han presentado retrasos e incluso si han dejado de pagar.
Como puedes ver, El Buró de Crédito NO cobra deudas, NO aprueba créditos y mucho menos los niega.

 

EL REPORTE DE CREDITO

El resultado de integrar toda la información crediticia de una sola persona o empresa, derivado de varios otorgantes de crédito, da como consecuencia “El Reporte de Crédito”.
En este reporte sólo se proporciona información acerca de los créditos registrados a nombre de una Persona o Empresa y la forma cómo efectúa sus pagos, sin emitir opinión o juicio alguno respecto al otorgamiento de un crédito.
Son los Otorgantes de Crédito quienes en función a sus políticas y criterios internos, evalúan el nivel de riesgo y deciden sobre la viabilidad de otorgar o no un crédito.

El REPORTE DE CRÉDITO

Presenta los últimos 24 meses de la historia del comportamiento de pago de cada crédito, es decir, refleja el patrón de cumplimiento del consumidor en relación con cada crédito, ya sea que pague puntualmente o presente retrasos.
Sin embargo, el historial crediticio permanece en la base de datos durante un plazo de 72 meses contados a partir de la fecha de liquidación, siempre y cuando el Otorgante de Crédito haya reportado la fecha de cierre o la última vez que reportó a Buró de Crédito.
Buró de Crédito no emite juicio alguno sobre la información contenida en un historial crediticio. Es el Otorgante de Crédito quien realiza un análisis de la información y con base en sus propias políticas y criterios internos, evalúan el nivel de riesgo y deciden sobre la viabilidad de otorgar o no un crédito.

 

QUE RECOMIENDA EL BURÓ

Para tener un historial crediticio adecuado, los créditos deben estar pagándose al corriente.
Los retrasos en los pagos a los créditos quedan registrados en el historial, sin embargo es posible regularizarse paulatinamente al realizar los pagos subsecuentes de los créditos con puntualidad.
En consecuencia, el REPORTE DE CREDITO puede reflejar el hecho de que como consumidor de crédito se está poniendo al corriente en sus compromisos.
Para corregir tu historial, debes acudir directamente con la institución que te otorgó el crédito para efectuar el pago del adeudo y así regularizarte. En este caso, la empresa o banco reportará mensualmente a Buró de Crédito el comportamiento de pago y la nueva situación del crédito, ésta información se reflejará en tu REPORTE DE CREDITO.
Tener un historial crediticio que no refleje adeudos pendientes y en general refleje un comportamiento adecuado en tus pagos, es un elemento de apoyo para el otorgamiento o el incremento de un línea de crédito.

Como amueblar y decorar tu departamento sin ir a bancarrota

Como amueblar y decorar tu departamento sin ir a bancarrota

Ya tienes tu nuevo departamento, ¡Felicidades!   Me imagino que habrás gastado mucho entre la adquisición del depa, la mudanza y demás gastos que acompañan tu nueva vida. Para colmo tienes que amueblar y decorar tu departamento y te queda poco dinero. No te preocupes, es algo muy posible de hacer, sólo hay que tener una buena estrategia, y aquí te comparto la mía, ojalá te sirva.

MANTEN LA CALMA Y HAS UNA LISTA

Lo primero es hacer una lista de prioridades. A la hora de amueblar tu departamento te puede ganar la emoción por comprar ese comedor que viste en una revista, o ese tapete que compró tu amiga en la tienda de muebles que acaban de abrir pero ¡Espera! Has una lista, divídela en básicos, útiles, y decorativos. Tampoco te digo que sólo compres básicos y te olvides por el momento de los decorativos, pero sí que revises tu presupuesto y asignes porcentajes que vayan de acuerdo con esto, por ejemplo 60% básicos, 30% útiles y 10% decorativos.

Lo mejor es tomar las cosas con calma, si quieres que todo quede listo el primer mes te vas a quedar sin un peso y de todas formas no va a quedar, así que tómalo con calma y dale a este proyecto el tiempo que merece.

 

RECICLA, REPARA Y REHUSA

Pregunta con tus familiares y amigos si tienen muebles que no usen. Una mesa, un sillón, una cajonera, todo el mundo tiene algo que le estorbe y que puede ser muy útil para alguien más. Otra opción, que no es gratis pero si es bastante económica, son las ventas de garaje, los mercados de antigüedades, y las tiendas y tianguis de compro/vendo usado.

Digamos que ya tienes un par de cosas que no combinan absolutamente nada con la otra y que la verdad no te encantan… No te desesperes, esto apenas comienza. Define el estilo que quieres tener en tu casa, define una paleta de colores y texturas, piensa que pieza le hace falta ese rompecabezas y ve a buscarlo.

Si los muebles son de madera los puedes lijar y darles el acabado que mas te guste, hay mil colores y texturas que se pueden adaptar a tu estilo personal. Y para dar un toque final puedes conseguir jaladeras nuevas para los cajones y las puertas.

 

NO TE VAYAS A LAS TIENDAS CARAS

Aunque esto suena bastante obvio, te sorprenderías de los precios tan bajos que puedes conseguir en algunas mueblerías, a veces lo que crees que está a buen precio, realmente no lo está, seguramente puedes encontrar un sillón casi idéntico al que viste en esa revista por el 10% del valor que lo ofrecen en una mueblería de diseño.

Existen bodegas de muebles, fábricas que venden a muy bajo costo, mueblerías pequeñas en las que te atiende el que los fabrica y puedes negociar y hasta hacer los cambios que quieras. Y claro, siempre está la opción de encontrar un buen carpintero y tapicero y pedirle que te haga el diseño que te gusta.

 

USA LAS COSAS PARA LO QUE NO ESTÁN HECHAS

¿Te suena muy raro esto? Lo entiendo pero no lo es tanto. Una vez encontré en un mercado de antigüedades un cajón con litros de leche de cristal, de esos cajones que cargaba el lechero para repartir la leche, bueno estaba precioso, le puse una superficie de cristal y ¡Listo! ¡Ya tenemos la mesa de centro para la sala! El otro día vi unas sillitas de madera preciosas, como para niños; mi plan es comprar un par, pintarlas y usarlas como porta libros… o en otro caso podrían ser porta macetas, o simplemente decorar la esquina de una habitación. El punto es usar tu imaginación y encontrar esos pequeños detalles que hacen un espacio tuyo.

 

APROVECHA LAS TEMPORADAS DE REBAJAS

¿Recuerdas tu lista? Bueno hay cosas que como no eran urgentes siguen ahí pendientes, para estas puedes esperar a que llegue la próxima época de rebajas y darte vuelo comprando cosas por la mitad de su precio o a veces hasta más.

 

HAZ TU PROPIA MANO DE OBRA

Hay muchas cosas que podemos hacer nosotros mismos: pintar, hacer una reparación sencilla, coser alguna tela etc… No tengas miedo, si no sabes hacer algo siempre habrá algún video en internet que te explique como hacerlo.

 

Esto es todo por hoy, espero haberte ayudado y recuerda que si tienes alguna buena idea o comentario estaré feliz de recibirlo.

 

Besitoooooos!