¿Cómo amueblar una cocina pequeña?

¿Cómo amueblar una cocina pequeña?

Una cocina pequeña, es un reto para cualquiera, ya que hay que aprovechar al máximo el espacio y jugar con elementos visuales para ampliarlo.

Primero debes hacer un análisis de los elementos que verdaderamente necesitas: electrodomésticos, trastos y utensilios. También debes pensar en cuál es tu rutina al cocinar, qué haces, qué necesitas tener cerca, dónde necesitas luz, dónde necesitas más espacio y planear todo en función de eso.

Puedes hacer una abertura en forma de ventana sobre la pared que da al comedor, este es un espacio que te servirá preparar alimentos. Esta sencilla remodelación te da ventajas como abrir la cocina a la iluminación de otros espacios, un fácil acceso al comedor y mejor ventilación.

En los espacios pequeños es importante que haya suficiente luz natural. Por eso si tienes una ventana en la cocina no le pongas cortinas, máximo una cenefa de color clarito. Si necesitas privacidad puedes comprar unas láminas auto-adhesivas que las pegas sobre el cristal de tu ventana y hace que se vea como cristal escarchado, o las hay también con algunos diseños.

Otra idea para crear la ilusión de un sitio más espacioso es usar materiales reflejantes como azulejos, cristales

, y acabados brillantes, como los laminados en lugar de mates.

También ayuda el uso de colores claros y mantener la simplicidad. Esta misma idea hay que aplicarla al estilo de los muebles, entre más simples sean, mejor.

Uno de los problemas de tener una cocina pequeña es la falta de almacenamiento. Por eso hay que ser creativa y crear espacios que te ayuden a organizar pues las grandes estanterías son muy estorbosas.

Ponle tu sello y aplica estos consejos para que tu cocina no destaque por su tamaño, sino por su personalidad.

¿Cómo proteger tus muebles de las mascotas?

¿Cómo proteger tus muebles de las mascotas?

Tener a nuestras fieles mascotas viviendo dentro de tu departamento puede costar caro, por eso te contamos cómo proteger  los muebles de ellas para que duren por más tiempo.

Si permites que tus peludas mascotas se suban a los sillones, entonces lo mejor será que los protejas con fundas para que el tapizado original no se deteriore rápidamente. Aunque si tu idea es disfrutar de ellos tal y como los ha comprado, entonces lo mejor será entrenar a tus mascotas para que no se suban y asignarles una zona especial y confortable para ellas en otro sitio de la casa.

A la hora de escoger el revestimiento de tus muebles, puede resultar una buena opción el que tengan tapizado de cuero, es fácil de limpiar, resistente y solo habrás de ocuparte de que tus animalitos de compañía tengan las uñas cortas para que no lo rompan.

Otra forma de proteger a tus muebles de las mascotas, es recurriendo a los productos en aerosol que se venden en las tiendas para repeler animales; solo tienes que rociar con ellos los alrededores de las zonas a las que no deseas que accedan y lo habrás solucionado.

Una solución más natural es colocar en una botella con rociador o spray, agua con gotas de aceite esencial de menta y pulverizar con ella todo lo que desees proteger de las garras de tu mascota. El inconveniente de ésta opción es que puede que el aroma no sea agradable o que si tienes niños pequeños pueda ser peligroso para ellos.

Por lo general las mascotas suelen darnos una muestra clara de sus objetos preferidos con los que jugar dentro de casa; casualmente muchos son aquellos que no deseamos que toquen, así es que mejor quítalos de su alcance.

Lo que no puede faltar para proteger tus muebles

  • Rodillos quita pelusa
  • Papel burbuja
  • Papel adhesivo
  • Repelente
  • Fundas

Tanto el papel burbuja como el adhesivo sirven para cubrir el mobiliario o aquellos objetos que no quieres que tus mascotas agarren, esto es porque sus texturas les resultan muy desagradables a los animales.

 

10 ideas prácticas y económicas

10 ideas prácticas y económicas

 

No tenemos por qué tener presupuesto para contratar a una decoradora de interiores para que cambie la decoración de nuestro departamento en un visto y no visto. ¡Pero siempre tenemos ideas! Te proponemos esta lista de 10 consejos útiles para cambiar la casa sin reventar el presupuesto.

1. Ordenamos cada cosa nada más haberla utilizado. No hay nada más deprimente que un montón de desorden.

2. Si necesitamos muebles nuevos, debemos invertir más ordenando de manera astuta: estanterías, tablas, librerías esquineras, baúles para los juguetes, bolsas grandes de fantasía y robustas que podamos colgar en las paredes, cajones correderos debajo de la cama…

3. Hacemos cajas grandes por temporada. Metemos algunos elementos decorativos, alfombras, vajillas, ropa del hogar… Los bajamos al sótano y los volvemos a sacar seis meses más tarde ¡para cambiar la decoración!

4. Cambiar los muebles de sitio para aportar un poco de dinamismo al interior. El canapé ya no está frente a la tele, sino frente al balcón.

5. Algunos son un tanto extremistas y no dudan en poner patas arriba la ubicación de las habitaciones. El salón se convierte en dormitorio, la cocina en la habitación de los aparatos audiovisuales y la entrada en despacho. ¡Casa nueva y sin habernos mudado!

6. Modificamos el espacio con colores. Los elegimos en tonos degradados para que dé sensación de amplitud. Una pared en tonos lavanda o violeta para el despachito, otra en color violeta detrás del canapé y dos tiras de papel pintado para la zona en la que comemos.

7. Hacemos una lista de todo aquello que necesita un arreglo y lo reparamos, cambiamos, limpiamos etc. Una bombilla colgando en la entrada, la pata de la mesa rota, un grifo que pierde agua, un tragaluz con el color comido… ¡uf! Ya nos sentimos mejor…

8. Cambiamos la iluminación para verlo todo de color de rosa y tengamos buena cara. Optamos por bombillas de colores y no escatimamos en velas ni candelabros.

9. Vendemos los muebles que ya no queramos a una tienda de segunda mano o en páginas webs especializadas. Con lo que recaudemos nos autoregalamos una nueva “casa”.

10. ¿Ya estás harto de esa estantería vieja? Una mano de pintura, láminas multicolores o lacadas y ya tenemos un mueble personalizado y a nuestro gusto.

Consejos prácticos que le darán un giro a tu departamento.

 

Una pequeña hortaliza en casa

Una pequeña hortaliza en casa

Si no tienes espacio para cultivar tus hortalizas en un jardín, recuerda que también se puede cultivar en macetas o viveros. La clase de macetas en realidad no importa, sea de barro de plástico o de madera, da igual. Lo más importante es que tengan suficiente sol, mínimo de 6 a 8 horas diarias, para que las plantas se desarrollen y den su fruto. Ten en mente que la maceta o vivero sea suficientemente grande para sostener la planta cuando ya esté desarrollada.

Macetas

Para empezar las semillas, puede re-usar materiales que se encuentran en tu casa, por ejemplo, latas de café, cartones de leche, bolsas plásticas etc. Lo único que se requiere cuando se está re-usando algún material de casa, es que esté limpio y que tengan varios huecos abajo para el drenaje del agua. Los viveros o las macetas más profundas proveen mejor drenaje para esas hortalizas como los tomates, las berenjenas, los pimentones y los chiles más grandes deben de plantarse en estos tipos de macetas. Esas hortalizas que son mas pequeñas, como los rábanos, la cebolla, y algunas variedades de zanahorias, chiles, y lechugas se pueden cultivar en macetas más pequeñas. Si plantas en una maceta ó bote más pequeño de lo que la planta requiera para desarrollarse, no va a producir mucho fruto y se quedara pequeña. También casino online si la maceta es muy pequeña para la planta, tendrá que regar diariamente, y muchas veces, dependiendo en el clima, hasta varias veces al día. Si tienes una maceta o cajón mas grande de lo que la planta necesita, podrás plantar mas de una hortaliza en la maceta. Por ejemplo, en una maceta de plástico de 5 galones, se puede plantar un tomate con varias plantitas de cebolla larga, o una planta de calabaza tipo zuchinni pequeña.

El Suelo

El tipo de suelo que se debe usar cuando esta cultivando en macetas o botes debe ser suelto, porosa y estéril. Si deseas hacer tu propio suelo, puedes combinar iguales porciones de material orgánico (los desechos de la cocina cascaras de frutas, verduras, huevos etc.) con arena gruesa y suelo de algún jardín. Cuando llenes tus macetas, deja por lo menos la ultima pulgada de la maceta vacía para que cuando riegues tus plantas no se le salga la tierra por arriba.

Las Semillas

Hay muchas clases de semillas de vegetales u hortalizas. Lo importante es escoger la variedad o tipo que es apropiada para el cultivo en macetas, como la raíz no podrá crecer demasiado grande. Fíjate, también que sus semillas no sean viejas. Dependiendo de la clase de vegetal, la semilla puede estar buena, por un año a cinco años. Por ejemplo: la semilla de cebolla no germinara bien despues de un año, pero algunas variedades de elote crecen despues de cinco año. Trata de escoger una variedad de hortaliza que tenga resistencia a las enfermedades y algunos insectos. Ten en cuenta que las hortalizas se cultivan en distintas estaciones, sea el otoño/invierno, o la primavera/verano. Las hortalizas que se deben cultivar durante el otoño/invierno son las siguientes: betabel, brocóli, repollo, zanahoria, coliflor, cilantro, lechuga, cebolla, rabanos y espinacas. Las hortalizas que se cultivan en la primavera/verano son las siguientes: albahaca, zanahoria, elote, pepino, berenjena, pimentones, chiles, papa, rabanos, calabaza y jitomates.

El Fertilizante

Las plantas necesitan alimento para que crezcan y se desarrollen. Hay muchas clases de fertilizantes; hasta especificos para flores o los jitomates o árboles frutales. Tambien se encuentran fertilizantes en liquido y granulados. Unos que se colocan en las hojas de la planta, y otros tipos directamente en el suelo. Escoge ese tipo de fertilizante que sea apropiado para tu hortaliza. Un fertilizante completo, que incluye nitrogeno, fosforo y tal vez potasio le proveera a su hortaliza suficiente energia para desarrollo. Lee el paquete y sigue las recomendaciones.

Identificación

No olvides marcar con letreros de que es cada planta, para que no te confundas mientras dan fruto.

 

¿Cómo evitar la humedad?

¿Cómo evitar la humedad?

Son varias las razones para que haya humedad en tu departamento; algunas de ellas son la lluvia, fugas de agua, una gotera que no habíamos visto antes, o simplemente la humedad del ambiente en el que estamos viviendo. Esto no quiere decir que debamos vivir en un departamento lleno de moho o que huela a humedad.

Hay muchos remedios para arreglar este problema y evitar que nuestro depa se convierta en una fuente de infección o en un criadero de hongos dañinos para la salud.

 – Buena Ventilación: airear bien , durante y después de las actividades domésticas que producen humedad, elimina parte de la que generamos en la ducha, la cocina, etc.

 -Reducir la producción de la humedad: usar el extractor si al cocinar emitimos buena cantidad de vapor, tapar las cacerolas y, en el baño, no dejar el suelo encharcado tras ducharnos y cerrar la puerta del baño y cocina.

 -Calefacción moderada: el aire caliente es más húmedo que el frío, intentar mantener una temperatura mínima de 15ºC en la casa para evitar que la humedad se casino online acumule en las ventanas y paredes. En concreto, una temperatura adecuada sería de 19 ° C en la sala de estar o lugares comunes, y de 17 ° C en las habitaciones.

No colocar los muebles pegados a las paredes al colocar el armario un poco despegado de la pared, el aire circulará mejor, previniendo la humedad.

 -Absorbentes: los absorbentes de humedad pueden servirnos para controlar la humedad en determinados lugares en los que se ésta se concentra, como un armario, una habitación interior, etc.

 -Ojo con las plantas: poner demasiadas plantas dentro de casa provoca un aumento de la humedad.

 -Tender afuera: es importante evitar el secado de la ropa en el interior de las casas.