Exfoliantes naturales y caseros

Exfoliantes naturales y caseros

Es muy importante para tu rostro que lo exfolies ya que te ayudará a remover la células muertas evitando que se tapen tus poros. Además te ayudará a hidratar y suavizar la piel.

A continuación te damos algunas recetas para que hagas tu exfoliante en casa con productos naturales.

El primero que te recomendamos es el exfoliante con granos de café, cada que hagas el café en la cafetera y ya que esté listo, en lugar de tirarlo, ocupa un poco para dar masaje en tu cara con movimientos circulares déjalo por unos 5 minutos y enjuaga tu cara con agua tibia para retirarlo.

Exfoliante con azúcar, limón y online casino aceite de oliva, vamos a mezclar dos cucharadas de azúcar con aceite de oliva y revuelve muy bien, añade una cucharada de jugo de limón vuelve a mezclar y aposteriormente úntalo en tu rostro con movimientos circulares, retira con agua tibia.

Otra mascarilla exfoliante para el rostro muy sencilla de hacer es el exfoliante de zanahoria. Limpia y pela muy bien una zanahoria, trocéala y métela en la licuadora para triturarla un poco, el resultado será una pasta con textura añade un poco de crema hidratante para el rostro y aplica durante 15 minutos. Verás como consigues eliminar las células muertas y tu piel lucirá sensacional.

La frecuencia con que debes exfoliar tu cara depende del tipo de piel que tienes, por ejemplo, si tienes la piel seca ésta deberá exfoliarse una vez a la semana. Las pieles sensibles cada diez días y probando antes en una pequeña zona del rostro poco visible, por ejemplo, tras las orejas. Las pieles grasas sin acné pueden exfoliar una o dos veces por semana. Las pieles con acné no deben hacerlo.

La mejor hora para exfoliar tu piel es por las mañanas. No dejes tus mascarillas más de 1 minuto.

 

Fuente: www.mujertotal.com.mx

8 preguntas que te dirán si eres codo o administrado

8 preguntas que te dirán si eres codo o administrado

Cuando una persona es tacaña, sus hábitos financieros pueden dañar sus relaciones personales; no siempre dejar de gastar es el mejor camino para tener más dinero, dicen expertos.

Si gastar y compartir tu dinero con otros te genera molestia, descontento o preocupación, y te aleja de tus seres queridos, ¡cuidado! puedes convertirte en una persona coda o tacaña.

“Una persona coda es aquella que se cierra a la abundancia al no compartir su riqueza con los demás. No importa que tenga mucho o pocos recursos, el punto es que no quiere compartir nada”, describió el psicoterapeuta académico de la Universidad Iberoamericana, Jesús Piña.

El principal pretexto es ‘no tengo’ o ‘no me alcanza’. Por el contrario, las personas administradas encuentran un equilibrio entre lo que tiene de ingresos y lo que gasta, por lo que optimizan sus recursos.

A las personas tacañas les gusta ahorrar, acumular y resguardar su dinero; sin embargo, eso no quiere decir que sean “financieramente inteligentes”.

“Una persona inteligente financieramente es aquella que vive tranquila, piensa y prevé el futuro, controla sus gastos, vive de acuerdo a sus posibilidades, sabe utilizar los instrumentos financieros y usa el dinero para protegerse”, dijo la experta en finanzas Adina Chelmisnky.

 

A los tacaños no les gusta invertir, pues eso implicaría poner en riesgo su dinero.

“Son personas que prefieren dejar de consumir, guardar su dinero debajo del colchón o en una cuenta de ahorros”, describió el director de la licenciatura en Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, Oliver Ambía.

La razón principal de no quererlo gastar es que ven en el dinero un fin en sí mismo, no un medio para alcanzar sus metas.

“Una persona administrada gasta y disfruta su dinero. A las personas codas les genera mucha angustia gastar, tengan o no dinero”, señaló Adina Chelminsky.

Los expertos coincidieron que la línea que separa una actitud de buen administrador de una persona que es coda  es cuando el no gastar los lleva a fracturar la relación con su familia, amigos, pareja y compañeros de trabajo.

“Una conducta de este tipo genera poco a poco que las personas se vayan quedando solas y a la larga esta soledad desencadenará depresión”,  advirtió Jesús Piña.

Este problema tiene su raíz en la infancia: “Si vives en la carencia, vas a cuidar con recelo tus pertenencias o también puede ser una conducta aprendida por imitación”, dijo.

El psicoterapeuta de la Ibero aseguró que las personas codas suelen quejarse por todo y mendigar amor, objetos, comida y cosas de otros por no gastar sus propios recursos. Él les llama “vampiros energéticos”.

 

Test: Descubre si eres administrado o codo

Los especialistas consultados sugirieron contestar el siguiente cuestionario para determinar qué tan administrado eres con tu dinero.

1. ¿Estás limitando tus opciones de educación o entretenimiento para dejar de gastar?

A) Siempre                   B) Pocas veces                            C) Nunca

 

2. ¿Cuándo te invitan a una fiesta?

A) No llevas regalo        B) Compras lo más barato            C) Comparas antes de comprar

 

3. ¿Qué haces con el dinero que llega a tus manos?

A) Lo acumulas             B) Lo ahorras debajo del colchón   C) Lo inviertes

 

4. ¿Te sientes cómodo con tu calidad de vida?

A) No, siempre me quejo      B) A veces                  C) Estoy cómodo

 

5. ¿Compartes tu dinero con tus familiares, amigos y pareja sin remordimiento?

A) No                          B) Pocas veces                   C) Sí, cuando está dentro de mis posibilidades

 

6. ¿Tus hábitos financieros son muy restrictivos y te han alejado de tu familia y amigos?

A) Sí                          B) A veces                          C) Nunca

 

7) ¿Te genera angustia gastar dinero aunque lo puedas hacer?

A) Siempre                 B) Pocas veces                   C) Nunca

 

8) ¿Si alguien te pide ayuda financiera, la brindas?

A) “No, que se rasquen con sus propias uñas”   B) “A veces, depende quién me la pida”

C) “Sí. Hoy por ellos, mañana por mí”.

 

Si la mayoría de tus respuestas es A debes comenzar a preocuparte, pues tienes altas probabilidades de ser una persona “coda”, por lo que es momento de reflexionar sobre tus hábitos financieros. Sí la mayoría de tus respuestas son B debes tener cuidado de no excederte en las restricciones. Pero si tus respuestas son C, eres una persona bien administrada..

 

Fuente: http://www.cnnexpansion.com

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando estás estresado?

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando estás estresado?

La vida esta llena de situaciones estresantes. Estas son las reacciones de tu cuerpo cuando estás bajo una situación de estrés.

1. Señal de alarma

Cuando escuchas, ves o experimentas una amenaza, las señales nerviosas envían el mensaje al cerebro.

2. Detonante del cerebro

Las señales llegan a la amígdala, región cerebral que ayuda en la toma de decisiones y a regular la emociones. La amígdala alerta al hipotálamo, encargado de controlar la producción de hormonas.

3. Cascada de hormonas

La parte del sistema nervioso encargada de la acción rápida libera adrenalina. Mientras tanto, el hipotálamo produce la hormona liberadora de corticotropina, iniciando una secuencia que termina en la producción de cortisol, la hormona del estrés.

4. Mensajeros

El cortisol, la epinefrina (adrenalina), y otros químicos entran al torrente sanguíneo, viajando por el cuerpo.

5. La llave maestra

Casi todas las células en los órganos y tejidos están cubiertas con proteínas llamadas receptores de glucocorticoides. El cortisol encaja en ellos como una llave en una cerradura.

6. Respuesta

El cortisol eleva el azúcar en la sangre. La epinefrina hace al corazón latir, aumentando el oxígeno que fluye en los músculos.

 

Existen dos tipos distintos de estrés:

Estrés episódico agudo (a corto plazo)

Las amenazas inmediatas activan una respuesta de huir o pelear. Además de inundar el torrente sanguíneo con hormonas, el cuerpo libera pequeñas proteínas llamadas citoquinas, las cuales regulan al respuesta inmunológica. No fue hasta la década de los 90´s, cuando Firdaus Dhabhar, un neuro-inmunólogo de la Universidad de Stanford, comenzó a estudiar su efectos, que los científicos comprendieron que el estrés agudo puede mejorar el sistema inmunitario.

Estrés crónico (a largo plazo)

Las molestias de cada día, como el exceso de trabajo o un tráfico pesado, ó crisis sostenidas como el desempleo ó cuidar de un pariente enfermo, pueden provocar que el cuerpo active constantemente la respuesta al estrés. El cuerpo y el cerebro no tienen la capacidad de reajustar las hormonas y los químicos inflamatorios a sus niveles normales, dañando el sistema inmunitario, haciendo a la persona más propensa a las enfermedades.

 

Fuente: www.muyinteresante.com.mx

Documentos que debes poner en orden antes de morir

Documentos que debes poner en orden antes de morir

Evita que tus familiares pasen malos ratos investigando qué propiedades y cuentas tienes; ordena tus documentos, informa a tus familiares y deja tu voluntad en un testamento.

El testamento no es el único documento del que debes preocuparte antes de morir; existen una serie de trámites que debes concluir para no heredar problemas.

Los principales documentos que debes tener disponibles y en orden ante una situación de emergencia son las escrituras de tus propiedades, títulos que acrediten la inversión en acciones, contratos de cuentas de ahorro, inversión o seguros, acta de nacimiento e identificaciones oficiales y hasta un formato de voluntad anticipada, recomiendan expertos.

“Desafortunadamente no existe una cultura de prevención, hay seguros y ahorros que han dejado de cobrarse porque las personas no hicieron un testamento o ni siquiera avisaron a sus familiares qué tipo de cuentas tenían”, dijo el Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, Héctor Galeano Inclán.

Aualmente se otorgan 200,000 testamentos, pero éste número no es suficiente si se toma en cuenta que todas las personas mayores de 18 años ya podrían tramitarlo, según cifras del Colegio.

Para que los trámites de reclamación y distribución de bienes puedan hacerse sin retrasos o controversias es necesario que las identificaciones de la persona fallecida coincidan con su acta de nacimiento y de defunción.

“Es común que el tipo de controversias y problemas que conllevan la muerte de un familiar que no ha dejado en orden sus documentos llegue hasta un juicio sucesorio”, dijo el socio fundador del despacho Corporativo Jurídico Abogados, Olgierd Carmona, quien de 10 casos que recibe, seis tienen que ver con estos problemas.

Cuando hay un testamento de por medio es más fácil que los contratos bancarios, cuentas de ahorro, inversión o seguros de vida sean reclamados, porque se sabe de su existencia.

“Verifica con tiempo quiénes son tus beneficiarios o cotitulares y mantenlos al tanto”, recomendó Galeano Inclán.

Cuando no se sabe de la existencia de las cuentas, el albacea o la persona designada en el testamento para encargarse de los trámites tendrá que acudir “institución por institución con el acta de defunción de su familiar en la mano” a preguntar si existe algún registro, explicó el socio del despacho de abogados Ferráez, Benet, Segobia & Igartúa, Alejandro Igartúa.

Las facturas de autos, joyas, pinturas u obras de arte también son documentos que debes tener en orden.

“En caso de no haber beneficiarios, las propiedades pasarán a la beneficencia pública. En el Distrito Federal, los bienes son direccionados al DIF”, señaló Igartúa.

Hay documentos es el de voluntad anticipada, que le permitirá a tu familia tomar decisiones sobre tu estado de salud. Pues en un momento de emergencia cuando te encuentres desahuciado, ellos respetarán tu voluntad de seguir o no con tratamientos médicos que prolonguen tu vida.

Este documento puede solicitarse en cualquier notaría, tiene un costo de 400 pesos para personas mayores de 60 años y 1,200 para el resto del público, según la Secretaría de Salud del DF.

Para tramitarlo es necesario presentar una identificación oficial y dos testigos que serán los responsables de hacerla válida cuando llegue el momento. Recuerda que la cultura de prevención debe trascender más allá de la muerte.

 

Fuente: www.cnnexpansion.com

Conoce los mejores aceites para cocinar

Conoce los mejores aceites para cocinar

Los aceites actúan como medio para transferir el calor y a su vez son absorbidos por los alimentos. ¿Cuáles son los mejores aceites para cocinar?.

Los mejores aceites para cocinar desde el punto de vista de nuestra salud son los de origen vegetal.

Aceite de oliva Este tipo de aceites insaturados nos proporcionan las cantidades necesarias de ácidos grasos. Pero a pesar de tener beneficios para la salud, son alimentos altos en calorías por lo que deben consumirse con moderación no sobrepasando las cuatro o cinco cucharaditas diarias para mantener una dieta saludable.

Los aceites vegetales proporcionan vitaminas A, D, E y K y aceites esenciales que nuestro organismo no puede producir. De todos ellos, el aceite de oliva es el que mejor protege el sistema cardiovascular y contiene una alta cantidad de vitamina E, ayuda a mejorar la salud del corazón y las arterias al disminuir el colesterol malo en sangre, reduciendo los triglicéridos y aumentando el colesterol bueno.

Sin embargo, para aprovechar las ventajas que nos proporciona, debemos consumirlo de forma cruda o a temperaturas muy bajas para que mantenga sus fitonutrientes y antioxidantes.

 

¿Cuáles son los mejores aceites para cocinar en frito?

A la hora de elegir los mejores aceites para freír debemos tener en cuenta cuando el aceite al calentarse, genera humo. En ese momento comienza a descomponerse, pierde sus propiedades y genera sustancias nocivas para la salud.

Los aceites más resistentes al calor son el de maíz, girasol, canola y soja. Pero los que son poliinsaturados como el de soja, el de semilla de uva, el de semilla de algodón o el de girasol o el de canola, son los menos saludables para cocinar u hornear, por lo tanto niguno de ellos son recomendables para cocinar.

Los aceites de palma y coco son los que contienen grasas saturadas naturales que son las menos reactivas a la luz y al calor. Esto unido a su alto punto de cocción, hace que sean estos dos aceites los más adecuados para el organismo si los usamos para freír.

El aceite de coco extra-virgen y sin refinar, es perfecto para cocinar porque se mantiene estable con el calor, pudiendo aguantar temperaturas elevadas sin volverse tóxico. Contienes grasas saturadas beneficiosas que son las responsables de mantener el colesterol bueno.

 

Fuente: www.mujertotal.com.mx