Cómo organizar el cambio de armario

Cómo organizar el cambio de armario

Nunca encontrar algo en tu armario volverá a resultarte tan fácil: 8 consejos útiles para decirle adiós al caos.

Sólo los amantes del orden consiguen que mantener el armario ordenado cada día sea un hecho. Lo cierto es que las aceleradas rutinas provocan de vez en cuando algún que otro caos de almacenaje y orden en la zona que, de forma paradójica, tenemos que visitar absolutamente todos los días. A esto, se suman las (para algunos) “temibles temporadas” de cambio de armario, en el que la ropa de invierno deja paso a la vaporosidad y ligereza de la primavera y verano. Para hacer que cada día el orden siga intacto y dejar de jugar al tetrix en tu armario, hemos reunido ocho tips útiles. Seguirlos será cuestión de práctica y, a la larga, verás recompensado el esfuerzo:

  1. Recicla

Con el cambio de estación, es momento de hacer recuento de aquello que has utilizado, lo que no has mirado tan siquiera ni un sólo día en meses, lo que te vale, lo que está demasiado usado… De esta manera, descongestionarás la zona y la dejarás libre para nuevas compras de temporada. Y no, no lo tires. ¿La mejor opción? Donarlo.

  1. Cada oveja con su pareja

Ahorra tiempo buscando un conjunto de lencería que tienes desperdigado en un cajón donde jamás encuentras lo que tienes en mente. Existen numerosas alternativas para mantener organizados los cajones con compartimentos donde podrás almacenar tu ropa interior de forma más ordenada. Además, ayudarás a que se mantenga en mejores condiciones, prolongando su vida útil.

  1. Ordena por colores

La opción del orden cromático es ideal para encontrar el estilismo que tienes ese día en mente. ¿Esa blusa roja que tanto te gusta? Sabrás al momento dónde encontrarla. Además, evitarás que colores como el blanco se destiñan con facilidad si están contacto constante con otros tonos más oscuros.

  1. Cuida tus zapatos

Nada de montones de tacones, botas arrugadas o sandalias descuidadas. Ordena cada cual de la forma más adecuada. Los tacones, mejor de pie en estantes o baldas que puedes instalar dentro del propio armario. Y si no… ¡las cajas de zapatos están ahí por algo! Si no caben en tu armario, guárdalas debajo de tu cama pero piensa que es la mejor manera de conservar esa compra que en su día fue tan especial.

En cuanto a las botas, coloca dentro bolas de papel de periódico que mantenga la forma del tobillo y gemelo. Evitarás arrugas innecesarias.

Llegado el verano, coloca una barra de cortina entre una cómoda y la pared de tu armario y, mediante perchas pequeñas o de pinzas, coloca tus sandalias. Verás qué fácil te resultará encontrar el par que necesitas en el momento justo.

  1. Si te sobra espacio, dedica un hueco a ordenar los looks de la semana

Te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza cada mañana. Sólo necesitas un pequeño espacio, siete perchas y unos minutos cada domingo para tener que pensar un poquito menos cada mañana lo que te vas a poner cada día.

  1. Enrolla tus vaqueros

Es la forma más sencilla de guardar tus pantalones vaqueros. Ganarás espacio y además, de esta forma, no se arrugan.

  1. Ahorra espacio

Coloca una anilla de cortina de ducha en una percha. De ella podrás colocar otra percha con otra anilla. Y así cuantas quieras. ¿La máxima? a ordenación en vertical. Es un truco perfecto para ordenar las blusas y camisas.

  1. Las camisetas, en “modo archivador”

Si no dispones de otro lugar que un cajón para guardar tus camisetas, dóblalas formando rectángulos y colócalas como si se tratara de un archivador. De esta manera se mantendrán bien dobladas y encontrarás la que buscas a la primera.

Al final, el orden del armario se convertirá en un divertido juego que ayudará a tu vida diaria más de lo que imaginas.

 

como-organizar-el-cambio-de-armario_articuloApaisada-2

Fuente: www.micasarevista.com

¿Qué hacer durante las primeras 24 horas en una nueva casa?

¿Qué hacer durante las primeras 24 horas en una nueva casa?

Por fin te mudaste a un nuevo lugar para vivir, las primeras horas dentro de la vivienda son vitales porque pueden hacer una diferencia entre la adaptación, comodidad y establecimiento de los primeros meses. Así que, considera esta pequeña guía para llevarte de la mano y que sepas cómo actuar frente a tu nueva casa.

Documenta todo lo que puedas

Seguramente antes de mudarte acudiste a ver la vivienda y te fijaste de su estado (mantenimiento). Ahora que la habitarás es importante que revises si hay algún desperfecto. Una buena idea es tomar fotografías y hacer una lista con posibles detalles para luego, hacerlos llegar al dueño o administrador.

Nuevos y limpios inicios

Muchas veces las viviendas son limpiadas antes de que un inquilino ingrese en ella. Aunque esto haya sido así en tu nueva casa, no está demás que tú des los toques finales para tener espacios relucientes donde te sentirás más cómodo de poner muebles y comenzar a decorar. Trata de desinfectar superficies de tu baño y cocina, así como las perillas de las puertas.

Junta tus muebles por ubicación

Si tienes todos los muebles amontonados en el espacio que ocupa la sala de estar, comienza moviéndolos hacia sus respectivas habitaciones aunque todavía no los desempaques o acomodes como quisieras. Esto te ayudará a tener más lugar en la estancia y menos desorden.

Acomoda y tiende tu cama

Aunque no parezca importante o primordial, lo es. Tu cama será quién te reciba luego de un día lleno de estrés y cansancio por las labores de instalación en tu nuevo hogar. No tendrás otro espacio vacío o montado para descansar.

Saca y acomoda los artículos de uso diario

Hay algunas cosas que simplemente necesitas todos los días y no pueden esperar a ser desempacados. Desde artículos de cuidado personal y algunos otros de cocina.

Si te encuentras vecinos, preséntate

No necesitas preparar galletas y tocar a la puerta de quienes compartirán contigo un edificio o la colonia, basta con una buena actitud y amabilidad para hacer tus primeros contactos con vecinos que te encuentres camino a la mudanza. Este factor creará en ti la primera buena impresión.

No martillarás ni aspirarás de noche

Quizá quieres trabajar día y noche para quedar perfectamente instalado lo más rápido posible pero, considera que clavar cuadros, repisas o pasar la aspiradora durante la noche no es la mejor idea. Mejor espera a que sea de día para realizar esas tareas. Ponte en el lugar de tus vecinos y piensa que es mejor comenzar con el pie derecho frente a ellos.

¿Te sobra tiempo? Comienza a instalar la habitación de tu preferencia

Elige un espacio y trata de “completar” tanto como puedas. Desempaca cajas y comienza a darte una idea sobre la decoración de esa habitación. Esta acción es un punto de partida para que sepas qué hacer con los demás espacios. Asigna un orden al acomodo, no mueras en el intento y, disfruta de esta etapa en una vivienda nueva.

 

mudanza

Fuente: www.metroscubicos.com

8 tips financieros para recién egresados

8 tips financieros para recién egresados

Los jóvenes recién egresados están en buen momento para hacerse cargo de sus finanzas; administrar su primer sueldo y comenzar un ahorro son algunas acciones que debe empezar por tomar.

Al terminar su carrera universitaria, un joven enfrenta el reto de encontrar un empleo formal que le permita mantener por sí solo gastos como renta, transporte, alimentos, vestido y diversión que sus papás subsidiaban.

“Cuando somos recién egresados pensamos que aún falta mucho para hacernos cargo de nuestras finanzas, pero si separamos dinero desde nuestro primer ingreso para cumplir metas y pagar emergencias, será mucho más fácil hacerlo cuando las rentas, hipotecas y los hijos vengan”, dijo la vocera del programa consumo Inteligente de MasterCard, Sofía Macías.

En esta etapa, los jóvenes optan por vivir solos o unirse con otros amigos o su pareja para compartir gastos, pero es momento de que comenzar a administrar su ingreso que puede no ser alto en un principio, agregó el consultor de Finanzas Personales México, Juan José Salas.

Si esta es tu situación, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Busca empleo

En promedio las mensualidades de una licenciatura cuestan 18,000 pesos y los sueldos para recién egresados son menores a 10,000 pesos, por lo tanto busca un empleo que agregue valor a tu vida, que vaya acorde a tu profesión y que te dé satisfacción realizar, así no se te hará pesado desempeñarlo, dijo Salas.

  1. Distribuye tu primer sueldo

Identifica cuáles son tus fuentes de ingreso mensual y distribuye tus nuevos gastos como renta, transporte, alimentos fuera de casa. “Destina un porcentaje entre el 10% y 15% al ahorro para cumplir tus metas a largo plazo como el retiro, auto o casa”, dijo Salas.

“Opta por un medio de ahorro como fondos de inversión, Cetes o chequera, un instrumento que automáticamente te retire de tu tarjeta de débito sin que lo notes”, dijo Macías.

  1. Construir un fondo de emergencia

Recuerda que en todos los empleos hay tres meses de prueba, donde tus jefes decidirán si “das el ancho” para el puesto o no, así que en tu presupuesto mensual contempla la construcción de un fondo de emergencia que incluya de 3 a 6 meses de tus gastos, dijo José Salas.

  1. Protégete

Investiga en tu nuevo trabajo si cuentas con prestaciones de seguridad social, Afore o seguro de gastos médicos. Si no los tienes deberás comenzar a incluirlos en tus gastos fijos mensuales, sugirió Sofía Macías.

  1. Invierte en tu educación

Seguir educándote es la mejor inversión que puedes hacer. En esta etapa es necesario apostar por desarrollar tu talento, los que te permitirá abrir y mejorar las oportunidades laborales, dijo Salas.

  1. Ahorra para un auto

Si una de tus prioridades es comprarte un auto, haz un análisis de los costos ocultos que puede traer consigo como gasolina, mantenimiento, tenencias y seguro. Si ya tomaste la decisión y aún así lo quieres “no compres un coche nuevo porque saliendo de la agencia se devaluará inmediatamente”, dijo Salas.

  1. Utiliza el crédito inteligentemente

Te lloverán las propuestas de sacar créditos en tiendas departamentales e instituciones financieras pero ¡cuidado! Aún no tienes los suficientes ingresos para pagar esas deudas. “Recuerda que una tarjeta de crédito no es una extensión de tu sueldo, antes de aceptarla evalúa tasa de interés y anualidad”, recomendó Sofía Macías.

“Si utilizas de buena manera el crédito al consumo será llave para que en el futuro te otorguen un crédito para tu negocio, casa o auto”, dijo la experta.

  1. Controla tus gastos hormiga

A esta edad comprar el cafecito por la mañana o colaciones durante el día, tomar taxi cuando llevas prisa puede dejar tu cartera vacía al final de quincena. “Aparta mensualmente una cantidad fija para estos gastos y no te salgas de ese presupuesto”, dijo Salas.

Si es necesario modifica tus hábitos, levántate más temprano y llega en camión o bicicleta al trabajo y deja preparados tus alimentos desde la noche anterior para que no tengas que comprar nada en la calle, sugirió Sofía Macías.

 

millennials1_media

Fuente: www.cnnexpansion.com

Mitos del crédito hipotecario

Mitos del crédito hipotecario

No hay día en el que me no me pidan que les aclare alguna pregunta, la cual termina siendo un mito sobre el crédito hipotecario, así que hoy decidí aclarar algunas de ellas, seguramente te vas a sorprender:

NO ES CIERTO QUE:

  • Es más difícil sacar un crédito para un soltero que para un casado: FALSO.

No depende de tu estatus marital, sino más bien de que tengas historial crediticio.

  • Si tienes historial negativo te van a rechazar el crédito: CASI FALSO.

Varía en cada situación, hay casos con calificaciones de 9 (muy negativas) a quienes les aceptaron el crédito y personas con puros 1 (positivos) que les negaron el crédito. Depende de si tienes un atraso crónico o si fue solo un evento.

  • Si tengo puras “palomitas verdes” en buró cualquier banco me va a aprobar: FALSO.

Tiene que ver con varios factores, el más común de rechazo —aun teniendo puras calificaciones positivas— es el sobreendeudamiento. Puedes estar pagando a tiempo todo el tiempo y no ser viable.

  • Las mensualidades chiquitas equivalen a un crédito más barato: FALSO.

Una mensualidad chiquita amortiza menos capital lo que supone que a la larga pagarás más . Pasar de un plazo de 15 a 20 años implica pagar 25% más de dinero.

  • La simulación del banco me dice que si me alcanza, por lo tanto, ese es el mejor crédito para mi: FALSO.

Los simuladores solo calculan basándose en datos generales pero no evalúan las características de la persona para confirmar si su perfil califica o no, por ejemplo, la edad, buró de crédito, ingresos suficientes, porcentaje de endeudamiento máximo, etcétera. Eso únicamente se puede confirmar con un ejecutivo bancario o con un asesor patrimonial.

  • El crédito INFONAVIT es más barato que el bancario: FALSO.

Si ganas más de $10,000 pesos al mes, la opción bancaria puede ser mejor para ti.

  • El saldo de la subcuenta de INFONAVIT tiene caducidad, tengo que usarlo ya para comprar casa o no lo podré recuperar : FALSO.

Si no usas tu crédito podrás recuperar el saldo de la subcuenta cuando te jubiles.

  • INFONAVIT no revisa buró de crédito: FALSO.

Si vas a pedir uno de sus créditos en pesos, vas a tener que autorizar que lo revisen.

Como ves el asunto no es tan sencillo, las simulaciones que puedes hacer en Internet no son suficientes, necesitas acercarte a un asesor de crédito hipotecario, la única persona indicada para confirmar su viabilidad.

 

 

mitos-hipotecarios

Fuente: www.metroscubicos.com

Cómo saber si tu pareja es un abusador financiero

Cómo saber si tu pareja es un abusador financiero

Puede comenzar de forma inocente: quizás tu pareja te pide ver la boleta del supermercado o te asegura que vio el resumen de tu cuenta bancaria por accidente.

Pero este tipo de hábitos puede derivar en conductas tan controladoras que te produce temor y ansiedad cada vez que sacas tu billetera.

El llamado abuso financiero puede incluir muchas otras conductas opresivas: tu pareja gasta el dinero ganado entre ambos, pide préstamos en tu nombre, te hace pagar sólo a ti servicios como la electricidad y el teléfono que los dos utilizan, o bien vigila cada centavo que gastas.

Peor aún, todo esto puede conducir a otros tipos de abusos más severos: el emocional o el físico.

El abuso financiero suele ser la antesala de la violencia doméstica.

La gran mayoría de las víctimas son mujeres, si bien los hombres también pueden ser vulnerables, particularmente los ancianos o los que tienen discapacidades.

En EE.UU., la Red Nacional para Acabar con el Abuso Doméstico calcula que la opresión financiera ocurre en el 98% de los casos en los que hay violencia verbal y física en la pareja.

En América Latina hay pocos datos sobre el abuso financiero en sí, en gran medida porque –como sucede con la violencia doméstica- las víctimas tienden a no denunciar su situación.

Tampoco abundan, a nivel global, las leyes que le hagan frente.

Algunos países, como Reino Unido, están trabajando en normas que pongan freno a este tipo de conductas coercitivas, pero nadie sabe con certeza cuán efectivas pueden ser.

Entre tanto, numerosas organizaciones internacionales tratan de dar respuesta a una pregunta fundamental: ¿cómo se puede detectar el abuso financiero tempranamente, antes de que se torne grave?

Señales de advertencia

ONU Mujer y numerosas ONG dedicadas al tema afirman que casos como este abundan en el mundo, aunque no hay cifras confiables que precisen la magnitud del fenómeno.

Según Naciones Unidas, el 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja refieren haber sufrido alguna forma de violencia física o sexual por parte de su pareja.

Y en esta realidad incluye el factor económico: “Pueden llegar a encontrarse aisladas e incapacitadas para trabajar, perder su sueldo”.

En Reino Unido, un informe reciente de la organización Women’s Aid titulado “Atrapada y controlada” confirma que el abuso financiero es frecuentemente uno de los primeros síntomas de la violencia doméstica.

 

Los autores del reporte, Marilyn Howard y Amy Skipp, le enumeran a la BBC las conductas de la pareja en las que hay que fijarse especialmente:

  • Toma importantes decisiones financieras sin tu participación
  • Usa tu tarjeta de débito/crédito sin preguntar
  • Controla tu acceso al dinero (tarjetas de crédito o cuenta bancaria)
  • Se apropia de tus ingresos
  • Se niega a contribuir para los gastos del hogar
  • Pone las cuentas a tu nombre, pero no ayuda a pagarlas
  • Toma créditos en representación tuya, pero no colabora con el pago de las cuotas
  • Saca dinero de tu cartera/cuenta bancaria
  • Te obliga a dejar de trabajar
  • Te utiliza como una fuente laboral gratuita

Polly Neate, directora de Women’s Aid, cree que es necesario cambiar las leyes no sólo en Reino Unido, sino también en el resto del mundo para que las víctimas se atrevan a denunciar el abuso financiero.

“Sabemos que muchas mujeres no denuncian su situación porque saben que policía sólo actúa una vez que se produce un acto de violencia física, no antes”, advierte.

Neate añade que, aparte de los cambios jurídicos, hay que promover un cambio cultural para combatir el abuso financiero en el hogar.

Buscar ayuda

Asimismo -coinciden los especialistas-, el sector financiero tienen mucho por hacer al respecto.

Los bancos en general no tienen mecanismos establecidos para hacer frente a este tipo de disputas.

Entidades globales como el HSBC únicamente pueden imponer restricciones a las cuentas conjuntas sólo si la policía lo solicita.

Otros bancos sólo aceptan bloquear temporariamente una cuenta si son notificados formalmente en el caso de un disputa marital.

El sector bancario dice estar dispuesto a hacer cambios para combatir el abuso financiero en las parejas, pero reconoce que no será fácil establecer un procedimiento amplio para hacer frente a este tipo de casos.

La psicóloga británica Corinne Sweet, autora del libro “Basta de pelear por el dinero”, afirma que mientras tanto hay estar alertas a un hecho fundamental en el hogar.

“Las parejas deben poder hablar de los asuntos monetarios sin tapujos, con amplia libertad. Es señal de confianza, de cercanía”, asegura Sweet, quien además trabaja para el Servicio de Asesoría sobre Dinero de Reino Unido (Money Advice Service), una agencia gubernamental.

Y concluye que cuando eso no es posible es mejor buscar -sin demoras- asesoramiento en alguna de las organizaciones de ayuda contra el abuso doméstico que existe en cada país.

 

150429101948__82517462_p1040112

Fuente: www.bbc.co.uk