5 CLAVES PARA ESPACIOS DE TRABAJO PRODUCTIVOS

5 CLAVES PARA ESPACIOS DE TRABAJO PRODUCTIVOS

Pasamos gran parte del día trabajando por lo que el espacio donde trabajamos debería de ser un lugar con alma, donde nos sintamos a gusto y lo tengamos todo a mano para ser lo más productivos posible durante la jornada. Nosotros compaginamos parte del trabajo en la oficina y parte desde casa, así que hemos recopilado algunos de los espacios de trabajo que nos han gustado y te damos las claves para que tu lugar de trabajo sea confortable y te ayude a sentirte bien. Son ideas que puedes trasladar a la oficina o a tu espacio de trabajo en casa, ¿empezamos?

 

EQUILIBRIO ENTRE FUNCIONALIDAD – DECORACIÓN

En tu zona de trabajo debe de existir un equilibrio entre las herramientas que utilices para trabajar y los detalles decorativos. Un calendario original, una taza que te guste, una agenda bonita son pequeños detalles que incentivan nuestra productividad. También hay piezas que aunque no sean funcionales nos ayudan a crear una atmósfera más confortable, como alguna planta, láminas decorativas, etc.

QUE NO FALTE INSPIRACIÓN

El lugar de trabajo debe ser un lugar inspirador, donde puedas desarrollar tu creatividad. Además de en internet, donde encontrarás muchísima inspiración, puedes contar con un tablón de corcho físico para colgar cada temporada fotos, recortes o mensajes que en algún momento te ayudaron. Algún libro que te eche un cable en los momentos de bloqueo o revistas…

NO TE OLVIDES DEL RESTO DE SENTIDOS

Aunque no nos demos cuenta, estamos continuamente percibiendo lo que nos rodea. Le damos gran importancia a lo visual, pero en ocasiones olvidamos que los aromas (el olfato), la temperatura del ambiente o los sonidos también nos pueden ayudar. En nuestro espacio de trabajo siempre contamos con alguna vela aromática o un ambientador para conseguir un aroma agradable. Trabajar con algo de música a nosotros también nos ayuda mucho 🙂 . En definitiva, crea una atmósfera en la que estés cómodo.

ORGANIZACIÓN Y ORDEN

En el trabajo tenemos que tenerlo todo a mano, pero eso no está reñido con la organización y el orden. Contar con unas estanterías donde ir colocando catálogos y papeles en bandejas organizadoras que mantengan a raya la organización te ayudarán a ser más productivo. Todo lo que no utilices a diario es mejor guardarlo en algún cajón o en una caja en tu escritorio. Un espacio de trabajo en orden es sinónimo de una mente organizada.

TRABAJA EN ALGO QUE TE APASIONE

Parece evidente, pero si nos pasamos gran parte de nuestro día trabajando, lo ideal es que sea un trabajo que te guste hacer. No nos engañemos, no hay un trabajo en el que todas las tareas sean maravillosas, siempre hay una parte fea o aburrida que nos gusta menos, pero la balanza se equilibra con la parte positiva.