4 errores comunes durante una mudanza

por | Jun 6, 2016 | Consejos para el hogar | 0 Comentarios

La labor de cambiarse de casa es desalentadora y tediosa, especialmente para inquilinos que necesitan mudarse de forma constante. Y pese a que es una tarea muy difícil, la mayoría de las personas no se prepara para ella, lo que puede hacer el proceso todavía más estresante.

¿Qué es lo que muchos hacen mal el día de la mudanza?

1.    Empacar las cajas de forma ineficiente

Uno de los mayores errores al cambiarse de hogar es algo que podría parecer trivial, sin embargo, te dará una enorme recompensa si lo haces de la forma correcta: empacar las cajas eficientemente.

A medida que se acerca la fecha en que llegará el camión de mudanza, las personas tienden a guardar sus pertenencias en cualquier rincón donde quepan, pero la diferencia entre tener cajas adecuadamente embaladas y un auténtico revoltijo es enorme. Sin duda, vale la pena tomarse el tiempo y hacer el esfuerzo para organizar tus cosas.

  • Etiqueta las cajas en lugar de confiar en tu memoria, eso facilitará la tarea de desempacar todo.
  • Usa categorías para diferentes tipos de cajas y guarda en ellas objetos similares. Lo anterior evitará que tengas que separar caja por caja hasta encontrar tus objetos de uso cotidiano, como la secadora o la plancha para el pelo.
  • Empaca todo en orden, eso asegurará la máxima eficiencia en el uso del espacio y ayudará a que los platos y vasos lleguen en una sola pieza a tu nuevo hogar.

2.    Ser desorganizado

Inicia el proceso de mudanza con semanas de anticipación, empieza a empacar tan pronto como sea posible y -como ya dijimos- de la manera más consistente. No lo dejes al último minuto.

Los objetos que no necesitas en el día a día, tales como toallas o documentos, puedes empacarlos previamente y con cierta calma, solo asegúrate de tener el tiempo suficiente para darte ese pequeño lujo.

3.    No empacar un kit de objetos esenciales

Mantén separados los accesorios que usas cotidianamente del resto de tus pertenencias para más tarde tener un rápido acceso a ellos, esto incluye productos de higiene personal, cobijas, almohadas, cargador de celular, ropa de cama y todo lo demás que puedas requerir de forma inmediata tras la mudanza.

4.    Conservar cosas viejas

Este es un aspecto que se suele pasar por alto al cambiarse de casa. ¿Realmente necesitas llevarte a tu nuevo hogar todo lo que has acumulado a través de los años?

Por lo general, la regla es: si dudas, deséchalo. Es una frase sencilla que hará la diferencia a la hora de subir las cajas al camión de mudanza.

Y antes de que optes por tirarlo a la basura, considera cuánta ropa que ya no usas está en buen estado para donarla a la caridad; la basura electrónica también tiene depósitos especiales donde incluso puede ser reciclada. Libérate de lo que ya no necesitas de forma responsable.

Si tienes objetos que podrían interesar a alguien más, no lo dudes y haz una venta de garaje. Esta es una excelente alternativa que además te permite tener un ingreso extra. Las ventas en sitios en línea también son una buena opción, pues a veces lo que es basura para ti, puede ser algo de gran valor y utilidad para alguien más.

Fuente: www.metroscubicos.com

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Código antispam *