Si ya decidiste comprar tu propio departamento deberás tener en cuenta los siguientes diez mandamientos para que el sueño de tener tu propio hogar nunca se convierta en una pesadilla.

  1. Tendrás una fuente de ingresos estable.

Al momento de decidir adquirir un departamento deberás tener en cuenta tus ingresos y gastos mensuales, contar con un respaldo económico sólido, seguro y constante te ayudará a pagar puntualmente tu hipoteca y evitar carencias que ponga en riesgo tu economía. Recuerda que existen gastos fijos como alimentación, servicios, transporte y otros que se generan mes con mes.

Créditos como FOVISSSTE e INFONAVIT son una excelente opción para adquirir un departamento, pues además de ser prestaciones de ley para empleos formales, los pagos se descontarán directamente de tu nómina o sueldo, asegurando con ello el pago a tiempo de tu hipoteca. Además los montos mensuales a pagar se harán de acuerdo a tus ingresos y nunca mayor al 30% de tu salario mensual.

 

  1. Tendrás pocas deudas (o mejor, ninguna)

Antes de tramitar algún crédito hipotecario es necesario que liquides todas tus deudas o mejor aún, que revises que no cuentes con un historial negativo en el buro de crédito, de ser es así, deberás solucionar esta situación antes de iniciar con los trámites.

Recuerda que durante el período, entre la firma del contrato y la firma de las escrituras no deberás tener ninguna deuda pendiente o pago atrasado, ya sea tarjetas de crédito, celular o algún otro servicio, ya que esto reduciría el monto de tu crédito hipotecario.

Una vez que firmaste las escrituras no deberás exceder el uso de tus tarjetas de crédito, pues ante un imprevisto económico, podrías no contar con la cantidad necesaria para pagar la hipoteca y tus tarjetas de crédito.

 

  1. Contarás con un ahorro especial para trámites.

Cuando compras un departamento, el costo del inmueble no será todo lo que deberás pagar, ya que también deberás considerar el enganche, el pago de la escrituración, que va del 8% al 10% del costo total de la vivienda y algunos otros trámites, para ello es recomendable contar con un “guardadito” que te permita solventar los gastos sin poner en riesgo tus finanzas.

 

  1. Adquirirás una hipoteca que se ajuste a tus ingresos y ahorros.

La mayoría de los financiamientos para comprar una vivienda ofrecen plazos entre 20 y 30 años, por lo cual es muy importante analizar tanto tu la capacidad de pago a mediano y largo plazo, así como la hipoteca que contratarás, para ello deberás considerar lo siguiente: denominación del crédito (Udis o pesos), pagos mensuales, años que tardarás en liquidar la deuda, la taza de interés a la que esta sujeta la hipoteca y el Costo Anual Total o CAT.

Además deberás tener en cuenta el monto requerido para el enganche y las comisiones existentes al contratar una hipoteca, así como los costos adicionales del crédito hipotecario como: Avalúos, estudio de crédito en buro o socioeconómicos y penalizaciones de prepago.

Al analizar estos rubros tendrás una idea más clara del monto total de tu crédito hipotecario y lo que representará en costos; lo recomendable es que el plazo para liquidar tu hipoteca sea menor a 30 años.

 

  1. Durante el trámite de tu crédito hipotecario no adquirirás ninguna otra deuda.

No comprarás ningún automóvil o solicitarás ningún tipo de préstamo durante el trámite para solicitar un crédito hipotecario, ya que esto podría afectar el monto crediticio a obtener y en algunos casos ser el factor decisivo para que se niegue la hipoteca.

 

  1. Tendrás un ahorro o seguro para imprevistos.

El tiempo en el que se paga un crédito hipotecario es largo y en el transcurso pueden suceder acontecimientos que dificulten o que pongan en riesgo el pago de tu hipoteca, para lo cual es recomendable contar con un ahorro para imprevistos. Créditos como INFONAVIT y FOVISSSTE cuentan con un seguro o póliza en caso de desempleo.

 

  1. Analizarás la ubicación del departamento donde te gustaría vivir.

La ubicación de tu próximo departamento es muy importante, ya que en algunas ocasiones podría aumentar tus gastos de gasolina o trasporte, sin contar tiempos de traslado que a la larga podrían afectar tu economía y calidad de vida.

Lo recomendable es que tu nuevo hogar se encuentre medianamente cerca de tu lugar de trabajo y de los lugares donde comúnmente se desarrolla tu vida. Si tienes hijos, asegúrate que haya escuelas cercanas, además de tiendas o supermercados para comprar alimentos.

Hace algunos años, muchas personas adquirieron viviendas a las afueras de la Ciudad de México, pero debido a la lejanía de sus trabajos muy pocos viven en ellas y en su gran mayoría están abandonadas.

 

  1. No cambies de trabajo o de sector.

Si has decidido solicitar un crédito hipotecario en los próximos meses, no cambies de trabajo, ya que esto podría afectar tu monto crediticio, además de retrasar la posibilidad de adquirir tu propio departamento. Es decir, si has alcanzado los 116 puntos para solicita un crédito INFONAVIT y piensas ejercerlo en los próximos meses, te recomendamos no cambiar de trabajo pues perderás puntos y tendrás que esperar algunos meses para obtener nuevamente los puntos solicitados.

En el caso de cambiar del sector empresarial a una institución gubernamental, tu historial del INFONAVIT no tendrá ninguna validez, ya que comenzarás a cotizar en el FOVISSSTE y deberás esperar a cumplir los requisitos de dicha institución para obtener un crédito hipotecario. Lo mismo sucederá si cambias de una institución gubernamental a una empresa privada.

 

  1. Tu hipoteca y otras deudas jamás deberán rebasar el 40% de tus ingresos.

Durante los años que duré el pago de tu hipoteca, el total de tus deudas deberán representar como máximo el 40% de tus ingresos, incluyendo el monto mensual de tu crédito hipotecario. No adquieras ninguna deuda con la cual rebases este 40%.

 

  1. Contactarás al asesor.

Durante el proceso de búsqueda de tu nueva vivienda, contactarás a un asesor inmobiliario, quien te ayudará a conocer las características de tu nuevo hogar, planes de pago y créditos hipotecarios para lograr el sueño de tener tu propio departamento.

En Quiero Casa estamos para acompañarte en cada paso, si deseas conocer nuestros desarrollos o tienes dudas sobre cómo tramitar algún crédito hipotecario acércate a nosotros, juntos podemos encontrar una solución a tu medida.

Si cumples estos diez mandamientos tendrás una vida financiera saludable mientras dure tu hipoteca y el sueño de tener tu propio departamento será uno de tus mejores sueños hechos realidad.

Si necesitas ayuda para tramitar algún crédito hipotecario no olvides contactar a asesores de Quiero Casa juntos podemos encontrar una solución a tu medida.